Puerto con barquitas típicas mallorquinas en Cala Ratjada, Mallorca

Si tienes pensado viajar a Mallorca y eres de los que huyen de las aglomeraciones y los complejos turísticos, te proponemos un destino hecho a tu medida: calas y playas donde ondea la Bandera Azul, aguas color turquesa, arena blanca, sabor puramente mallorquín y sobre todo, vacaciones 100X100 tranquilas.

Cómo llegar

Cala Ratjada se encuentra al noreste de la isla y pertenece a la localidad de Capdepera.  Está a unos 80 km de distancia de la capital, Palma, y está muy bien comunicado por carretera.

Es el segundo puerto pesquero más importante de Mallorca. Si te asomas a él, vas a comprobar que conserva su aire tradicional con las embarcaciones típicamente mallorquinas, conocidas como “llaüts”. Desde aquí sale además un trasbordador que te lleva a la vecina isla de Menorca.

Embarcaciones mallorquinas, llauts, en Cala Ratjada, Mallorca

Puntos de interés

Si te gusta la historia puedes recorrer el casco antiguo y visitar el palacio de la familia March en cuyos jardines se celebran conciertos durante los meses de verano.

Aquí encontrarás restaurantes, comercios y hoteles familiares. Además de disfrutar de una gran variedad de deportes de agua. Si quieres comprar productos locales, recuerda que todos los sábados por la mañana se celebra un mercado al aire libre en la Plaza de Pins, en el mismo centro de Cala Ratjada.

Las mejores playas

Detalle de palmera en playa Son Moll, Cala Ratjada, Mallorca

La costa a la que pertenece Cala Ratjada tiene 40 km de playas y calas, algunas completamente desiertas. Muy cerca de esta localidad encontrarás el paseo marítimo que va desde la pequeña Cala Gat, pasando por Cala Son Moll hasta llegar a Sa Pedruscada. En ésta última puedes imaginarte las piedras que vas a encontrar.

 

Cala Agulla. Es la principal playa de la zona. A tan sólo 15 minutos a pie de Cala Ratjada. Destacan su arena blanca y aguas cristalinas. Es un rincón muy tranquilo, rodeado de pinos y montañas. Ideal para bucear o hacer deportes acuáticos, como kayaks o el remo de pie sobre tablas de paddle.

Detalle de aguas turquesas en Cala Agulla, Ratjada en Mallorca

Tiene gran variedad de servicios como: puesto de socorrista, duchas y baños, alquiler de sombrillas y hamacas, varios bares  y un restaurante. Se llega fácilmente en coche. Tienes varios aparcamientos de pago. Desde aquí puedes ir caminando a otras playas cercanas.

Cala Mesquida. Debido a que está expuesta a los vientos del norte, puedes encontrar fuerte oleaje y corrientes. Ideal para practicar windsurf, pero no para ir con los niños.

Cala Moltó. Es una playa pequeñita de arena y rocas. Al ser practicamente virgen, carece de servicios. Aquí se puede practicar nudismo.

Estas tres playas se consideran Área Natural de Especial Interés desde 1991.